2017 10 08 PHOTO 00000066

Sábado 7 de octubre. El veranillo de San Miguel se alarga en el tiempo dando la sensación que la uvas este año nos las tomaremos en bañador. Y en el Valle de las Cañas se notaba; sol de justicia a las tres de la tarde.

Nuestros chicos empezaban a calentar para estrenarse en el nuevo césped del campo insignia del polideportivo. El rival, ni más ni menos que Alcobendas, nuestro “archirival” (que jamás archienemigo). Buena afición en la grada para el primer test de esta temporada.

Pita el árbitro el comienzo y se ve que los chicos tienen ganas de empezar la liga mostrando los dientes; si hay una palabra que pueda definir los primeros minutos de partido esa palabra es “intensidad”. Los de Alcobendas vuelve a desplegar una estrategia a la que ya nos tienen acostumbrados; una delantera pequeña y rápida dejando a los chicarrones en la línea para entrar de forma contundente. Esta situación se empezó controlando muy bien; la delantera arrasaba en los rucks mientras que nuestra línea se encargaba de parar a aquellos mocetones que insistían a entrar por las bravas. El resultado no se hizo esperar; Ilan se iba por patas y colocaba un 5-0 en el marcador.

Alcobendas nunca ha sido un rival fácil y este ensayo no hizo otra cosa que picarles el orgullo y tirar “pa’lante” poniéndonos en serios aprietos en nuestra 22. Pero entre ese sufrimiento, un proverbial robo de nuestro hábil Manteca vuelve a llevarnos a su campo. Gallego intensifica el ataque de los delanteros y volvemos a recuperar la batuta del partido. Muchos nervios por ambas partes hacen cometer fallos y, claro, nosotros que tenemos más tiempo el balón cometemos más errores. Resultado, muchos golpes de castigo que hacen sufrir a jugadores y afición.

2017 10 08 PHOTO 00000069

Pero cuando existe esfuerzo y ganas, antes o después llega la recompensa. Arce, consigue superioridad en el ataque y fintando a un rival consigue un ensayo que nos pone en un 10-0 que parece encarrilar el partido. Se relaja un poco el ambiente.

No pasan ni cinco minutos cuando un rapidísimo Gaby rompe la defensa alcobendense y consigue un tercer ensayo bajo palos que, tras transformar Gallego, nos pone en un 17-0 que nos hace mirar a un final de partido con optimismo.

Pero quizá este ensayo nos fulminó. El optimismo en nuestros jugadores se transformó en confianza, perdón, eso exceso de confianza. Cada uno quiso hace su partido, se empezó a jugar sin un esquema claro con riesgos inútiles y dos fallos nuestros supusieron dos ensayos del Alcobedas con sendas transformaciones, uno de ellos en la última jugada de la primera parte. Total, descanso 17-14.

 

2017 10 08 PHOTO 00000070

Y empieza la segunda parte; con la moral minada y con los fantasmas que ya conocemos del año pasado hacen que el equipo no tenga ideas claras en el campo y, por otro lado, unos chicos enfrente a los que les habíamos dado lo que necesitaban, esperanza, enfilaban el ataque para la materializar la remontada. Lo que hace un cambio en la motivación; el equipo rival parecía otro, atacaban con dureza, peleaban cada balón y lo peor, el nuestro también parecía otro. Alguna jugadas de Deivo, un Pablo López peleón y poco más fue lo que pudimos ver de los nuestros en esta segunda parte. Resultado final; una triste derrota, 17-33.

Pregunté a Thierry que quien podía ser el “The man of the match” y me contesto “Ninguno”. Eso dejaba claro que el éxito o el fracaso de un equipo nunca se debe a una o varias personas sino al conjunto de jugadores que están en el campo, en esta caso compañeros de adversidad, como sugiere el título de esta crónica.

Por mi parte sí que quiero mencionar a Pablo López, pues se dejó la piel en el campo e intentó con mayor o menor acierto encarrilar el partido. También quiero mencionar a Woody que, convocado como estaba, entre las desventuras del partido y cambios de uno y de otro, se quedó en el banquillo cuando debería haber compartido derrota con sus compañeros. Tras la disculpa al final del encuentro decirle que todos sabemos que es un gran jugador y sobre todo un gran compañero.

 

2017 10 08 PHOTO 00000068

Y ya por último, que soy de los que se enrollan, recordemos que nuestros chicos son Sub14, lo que significa que tienen menos de catorce años, todo lo acaecido en el campo es normal para chicos de su edad, pero también hay que decir que es ahora cuando tiene que afrontar estas situaciones que les servirán para un futuro en los campos y fuera de ellos.

No tiene derechos para añadir comentarios


Ubicación

Polideportivo " Valle de las Cañas"
Av. Juan Antonio Samaranch, 8
28223 Pozuelo de Alarcón
(Madrid)
Teléfono: 646 47 27 94

Donde estamos

Scroll to top