Por cuestiones técnicas, no hemos podido ir colgando las crónicas. Esperemos que el tiempo y la autoridad lo permita y este fallo vayamos subsanándolo. De momento, y para abrir boca, iremos colgando crónicas pasadas hasta ponernos al día. Disculpad todo y gracias por vuestra paciencia.

Cuestión de confianza

El año pasado fue un año aciago para nuestros chicos del azul, fue un año en el que se empezó mal y se fue mejorando a base de sufrir, para terminar con un honroso “campeones de plata” en el campeonato de España. ¿Que estaba ocurriendo? Nadie se podía explicar porqué chicos que hacía un tiempo arrasaban por los campos sucumbieran ante adversarios que, sobre el papel, eran muy inferiores y que en temporadas pasadas se habían ganado con facilidad.

 

Cierto es que tenemos un equipo pequeño, pero son valientes, tienen mucha y muy buena técnica. Entonces… ¿que hay que hacer para poner esa maquinaria en marcha? Pues muy sencillo; hay que hacer equipo, y una vez hecho esto, alimentar el mecanismo con la única gasolina que se conoce para ello, la confianza.

 

Pues bien, este sábado asistimos a una buena terapia de confianza. Pudimos ver a un equipo coordinado, con “la mirada del tigre” como diría nuestro reportero Mariano Manteca y con esas ganas de jugar al rugby con las que nuestros chicos nos han regalado tantas veces. Aunque pensemos que los chicos van creciendo (no hay nada más que ver los tallajes que se gastan algunos) les queda mucho camino. Tiene que afianzar el concepto de equipo que no manada, lo cual no es fácil. Poco a poco…

 

Pero entrando ya en materia; día espléndido como ya es costumbre, un equipo bien formado aunque con algún contratiempo. Sara se caía del trece inicial por una contractura, lo que hacía mover el acta y convocar a pie de campo a Pedro Tamola, destinado a ser capitán del equipo amarillo que jugaría a continuación y cuyo destino cambió para jugar con el azul.  

 

Nuestro rival era Hortaleza negro, viejos conocidos, pues nuestros chicos llevan batallando con estos mozalbetes desde tiempos de jabatos. Muchos de ellos con nombre propio y con saludos afectuosos antes de la justa. Y el partido empezó tenso, como era de esperar en confrontaciones así. Dureza por ambas partes, medir fuerzas adelante y carreras rápidas con placajes contundentes en la línea. Una chichonera roja que aparecía de repente causando peligro, un Monchi conocido por todos y un tal “Brutus” que se empeñaba en entrar sin invitación nos pusieron en tensión a la espera de como reaccionarían nuestros pequeños guerreros.

 

Pero la balanza tenía que ir para un lado u otro y Cosh, se encargó de desequilibrarla; nos poníamos 5-0. Más tarde, una buena patada de Ilan, una buena defensa al tal Brutus y un toma-daca con cabeza hace que, equipo y grada recuperen esa confianza de la que hablábamos al principio. Rodrigo se encargaba de poner el 10-0. Pero no todo va a ser cosa de delanteros, una bonita jugada entre Pablo y Gabi, con la transformación de éste último y un ensayo de Arce en la última jugada del primer tiempo hace que nos vayamos al descanso con un 22-0 que auguraba una mañana radiante, no solo climatológicamente hablando.

 

Y empieza la segunda parte, cargada de ganas y buen juego, nuestra delantera, ganando balones, nuestra línea ganando metros. Juego ordenado. Resultado, dos ensayos, Manteca y Gabi, con sendas transformaciones por parte de Gallego (que está cogiendo el estilo de su cuñado Mana) y Gabi, cierran el marcador para empezar a jugar más tranquilos. Todavía se ensayaría más veces, por parte de Pablo, Ilan, Martín y Jaime Gómez, pero vamos a quedarnos con que cada uno de los que jugaron y que todavía no he mencionado, Joel, Iván, Deivo, Victor Peña, Tamola, Iniesta y Mauro hicieron un gran papel en el campo, sufriendo en cada jugada y yéndose al ataque en cuanto se veía la oportunidad.

 

Al final, 65-0. Difícil tarea de elegir en este partido “The Man of the Match”, ya que, el propio cuadro técnico repartirían este honor a todos y cada uno de los jugadores. Después de debate, que mejor ante esta situación que otorgárselo al capitán, por su actitud en el campo y por llevar a este magnifico equipo a la victoria. Felicidades David y felicidades equipo.

 

Gracias a los padres de Pablo por el tercer tiempo para azules y amarillos, que disfrutamos mientras veíamos ganar a estos últimos. Sentimos la falta de documento gráfico. Nos vemos en los campos y donde haga falta.

No tiene derechos para añadir comentarios


Ubicación

Polideportivo " Valle de las Cañas"
Av. Juan Antonio Samaranch, 8
28223 Pozuelo de Alarcón
(Madrid)
Teléfono: 646 47 27 94

Donde estamos

Scroll to top