LEVANTARSE

Va el capi y me dice en la ducha que me ponga a escribir la crónica, que el comentarista oficial anda pastoreando mozalbetes de azul y amarillo por Sevilla y no tiene la concha para ruidos. Pues allá que voy.

21 octubre 2017

OLIMPICO C, 59 - CRC C, 13

Ya sabíamos que iba a ser un partido complicado porque estos tíos venían imbatidos y además se ponen un poco acelerados cuando juegan contra nosotros, como si fuera su partido más importante de la temporada. Se presentaban con alguna cana y alguna barriga, pero en general con gente joven y en forma que a nuestro mix de decrepitudes y jóvenes talentos (más bien de lo primero) se nos iba a atragantar.

Desde el principio del partido la cosa pintaba difícil delante, porque cada melé era un suplicio y conseguir buenos balones estaba complicado. A pesar de todo, más a base de ganas que de talento o velocidad conseguimos ser más o menos competitivos durante el primer tiempo, en el que perdíamos solo 12-10 hasta la última jugada en la que estábamos a punto de marcar, perdimos el balón y se nos fueron por velocidad recorriendo todo el campo. Destacable el 'tappataso' de Juanjo (que acabó con un dedo roto, igual que Jorge) y un par de galopadas de Adolfo para placar a un tío que corría como el viento y no había forma de pararlo.

La segunda parte fue un horror, con ellos viniéndose arriba con un resultado cada vez más favorable y nosotros incapaces de frenar a los rápidos suyos que nos hacían agujeros una y otra vez. Por si la diferencia en el marcador no era suficiente, en una rara ocasión en la que estábamos presionando cerca de su línea de ensayo uno de ellos se tiró al suelo quejándose de un puñetazo en la parte de atrás de la cabeza del que nosotros no sabíamos nada (para mí que uno de los suyos le había dado con la rodilla en un ruck, pero vaya usted a saber).

Total, que el árbitro se puso suspicaz y a la siguiente mandó al sin bin a Chespir (se me ocurren muchos adjetivos para él, pero buscabroncas precisamente no) y un ratito después a Kique. Para entonces, con dos menos en el campo, ya ni la olíamos y la cosa se puso fatal hasta llegar a ese resultado tan abultado. 

 

28 octubre 2017

AVILA, 50 - CRC C 17

Lo primero disculpas al Ávila por no haber podido ir a jugar a su casa (que ya nos vale, tienen césped de ensueño y bar-patrocinador para el tercer tiempo), pero andábamos justísimos de efectivos y no habríamos podido ser 15 de haber jugado en Ávila. 

Tres Cantos es precioso en esta época del año y allí que nos fuimos a pasear el palmito para jugar contra los líderes de la clasificación. Otro partido que se antojaba complicado, con unos abulenses recios como chuletones (sobre todo su primera línea) que nos vinieron un poco grandes, más aún teniendo en cuenta que no teníamos suplentes y había que aguantar en pie como fuera.

La primera parte no nos fue tan mal. Hasta el último minuto (nos volvieron a marcar en la última jugada, igual que en el partido anterior) íbamos perdiendo 21 a 10, con dos ensayos por nuestra parte. Uno de ellos fue sorprendentemente de Chespir. Digo lo de sorprendente porque él mismo pensaba que estaba más lejos de la línea y simplemente rodó para hacer un ruck y dejó el balón posado atrás, como mandan los cánones, pero ya dentro del área de ensayo. El otro fue de Elósegui (Man of the Match en mi opinión), igual que nuestro tercer y último chicharro, ya en la segunda parte.

Moni volvió a demostrar que tiene un pie como un guante, consiguiendo patadas con puntería milimétrica y buena potencia. Delante volvimos a sufrir mucho en las melés, que encima fueron muchisisísimas más de las recomendables para una delantera criada mayormente en la época de los ensayos de cuatro puntos y las touches sin levantar. La touche, sin embargo, nos fue bastante bien en comparación.

En fin, mal juego (aunque diría que un pelín mejor que la semana anterior) y la desagradable sensación de que podíamos haber hecho algo más. Por cierto, como ya es tradición, en el minuto 80 nos volvieron a colar otro ensayo a base de velocidad. Igual deberíamos hacérnoslo mirar.

La semana que viene tenemos a Alcobendas, que hasta ahora han perdido sus partidos (aunque eran contra huesos duros). A ver si conseguimos recuperar gente y espíritu para hacernos con una victoria que nos deje buen cuerpo de una vez. 

Pato

No tiene derechos para añadir comentarios


Ubicación

Polideportivo " Valle de las Cañas"
Av. Juan Antonio Samaranch, 8
28223 Pozuelo de Alarcón
(Madrid)
Teléfono: 646 47 27 94

Donde estamos

Scroll to top